22 enero 2007

Mamá, te quiero.

Mi madre es una persona muy peliaguda pero con mucho corazón. Siempre esta preocupada por sus hijos, que somos cuatro más una hermana mayor que ya no está. Yo soy el del medio, aunque ahora solo seamos cuatro, sigo siendo el del medio. Ella siempre quiere que estemos unidos y si ve que estamos así un poco peleados enseguida intenta que nos arreglemos. Siempre se preocupa por todo y quiere que estemos bien. Y claro también quiere que tengas la mejor novia (o novio o marido en caso de mis hermanas). Yo le he presentado a cada novia cuando me parecía que era un momento para presentar y si alguna no le gustaba no decía nada, pero yo enseguida me daba cuenta que tal había ido el asunto.. Ahora tengo una amigovia que es Cristina, la de los chupa chups. Y le ha gustado, sobretodo porque Cristina le trajo un pastel de cumple con las velitas de números y todo. Y como a ella le encanta comer cosas dulces.

Mi madre tiene una principal manía. Siempre quiere que la convides con algo que tu estas comiendo. Una vez para curarla de ese vicio feo, le preparé una trampa, pero nada malo eh? Me hice un refuerzo (un bocata como le dicen aquí) y puse salame y queso como siempre y luego en lugar de mantequilla, le puse dulce de leche pero que no se notara ni nada y entonces cuando fui a sentarme al sofá con ella para ver la tele, sin decir nada porque sabía que me pediría. Pero cuando me pidió, me vino un montón de risa y no me pude aguantar. Ella me miro con cara desconfiada y se olió algo, quiero decir que sospecho algo, porque el dulce de leche tampoco tiene un olor tan fuerte como para que se diera cuenta por eso. Y se descubrió el pastel.

Mi madre cree que yo soy muy inteligente y cuando habla con sus amigas o familiares lejanos, le cuenta toda una cantidad de cosas buenas de mi, algunas se las inventa y otras son verdad. Las madres son todas así creo. Yo creo que soy un poco favorito de ella. Pero mis hermanas también serán favoritas o algo. Ella también es mi favorita y siempre cuento cosas buenas de ella. Por ejemplo los ñoquis que hace que son una delicia para el paladar humano. Tú te comes unos ñoquis de ella y es como volar por las nubes pero sin avión ni nada. La pizza también esta buena, pero mi hermana mariela ahora le hace mucha competencia. Ella es muy cariñosa y te abraza fuerte, aunque sabe que a mi no me gusta que me estén apretujando. Salvo que sea alguna amigovia o algo y entonces si que me gusta que esa niña me haga cariños.

Nunca le he dicho que la quiero, ella lo sabe, pero aunque lo sepa creo que esta muy mal no decirlo de vez en cuando.

Mamá, te quiero.

4 comentarios:

Cristina Crisol dijo...

Y yo a ti. Y a él. Y a ella. Y a mí.
¡Qué familia más requetedivina!

Mari dijo...

No Che, no todas las madres son así, usted tiene suerte

Isaac Castellà Castells dijo...

amigovia...Genial

Arual dijo...

Llego aquí desde el blog de Cristina, y allí desde el de Mari, vaya paseo me he dado, y todo para encontrar una declaración de amor, ¿sabes? Deberias decirle a tu madre lo mucho que la quieres, ella lo sabe, pero nunca está de más... Y es que como dice Mari, no todas las madres son así.
Encantada de toparme en la blogsfera contigo!